Es increíble que el ómnibus de Boca no tuviera la custodia como correspondía. Rodolfo D'Onofrio