Los motivos por los que Guillermo Moreno va a juicio oral

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 5 fijó para el próximo 21 de febrero de 2017, a las 10, el comienzo del juicio oral contra el ex Secretario de Comercio, Guillermo Moreno en la causa en la que se investiga el uso de fondos públicos para la compra de cotillón usado en la campaña “Anti Clarín”.

Además de Moreno serán juzgados Carlos Alberto Martínez, Fabián Enrique Dragone y Guillermo Rubén Cosentino.

En su campaña, el ex funcionario kirchnerista utilizó gigantografías, alfajores, stickers, globos, barriletes, banderas, biromes, llaveros, gorros, prendedores, remeras, botellas de agua y folletos con la leyenda “Clarín Miente”. También -según la investigación- usó helicópteros, ambulancias y avionetas con la misma consigna.

De acuerdo a la documental que obra en la causa, Guillermo Moreno gastó:

1. En septiembre de 2011, USD 3.683 en gorras y un cartel, USD 3.230,26 para elementos textiles que intentó justificar bajo el rubro “Difusión y propaganda” y USD 12.910,16 en llaveros y otros “souvenirs”.

2. En octubre de 2011, USD 1.688 en inflado con gas helio e instalación de un globo tipo Zeppelin.

3. En noviembre de 2011, USD 929,84 en reparación e inflado con helio del globo Zeppelin.

4. En mayo de 2012, USD 3.525 en un Zeppelin impreso en ambas caras y en el inflado con gas helio del globo.

5. En junio de 2012, USD 1.277 en globos impresos a dos colores, USD 105,73 en remeras y USD 431,72 en biromes.

6. En noviembre de 2012, USD 3.423,13 en gorritas con la leyenda “Clarín Miente” y USD 907,44 en remeras.

7. En diciembre de 2012, USD 1.104,53 en indumentaria y USD 1.540 en pecheras.

8. En enero de 2013, USD 2.200 en remeras.

9. En febrero de 2013, USD 2.576,64 en medias y otras prendas.

10.En marzo de 2013, USD 1.764,09 en indumentaria deportiva estampada.

En total, Moreno gastó para la campaña que llevó adelante el equivalente -a la cotización de ese momento- a USD 41.296 que se habrían pagado con fondos públicos. A partir del 21 de febrero de 2017, tras las audiencias orales, se determinará si Moreno tuvo alguna responsabilidad penal en los hechos investigados.