Recomendadas Sociedad

Alarmante informe sobre el paco en la Capital

El relevamiento fue hecho a pedido del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires en los barrios del denominado Cinturón Sur porteño.

A pedido del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires se realizó un relevamiento en los barrios del denominado Cinturón Sur porteño. Una de las primeras conclusiones a las que arribó el equipo investigador es que un porcentaje muy alto de los casos relevados permitió descubrir que el paco nace donde la pobreza se instala, donde se rompen lazos familiares y sociales, y donde el abandono y la falta de horizontes se convierten en constantes.

En los barrios pobres relevados para la elaboración del informe, el paco no sólo ha hecho y hace estragos en los jóvenes consumidores adictos, sino que destruye los más importantes valores de la sociedad. El paco impacta de tal manera que propone un falso paradigma donde se ve como “exitoso” al vendedor de droga, que junta dinero fácil y rápido, frente al esfuerzo -en muchos casos mal remunerado- de quienes eligen madrugar para ir a trabajar fuera del barrio a una fábrica o en la construcción.

paco1

La mayoría de los especialistas coincide en señalar que el paco apareció en la Capital en 2001, a raíz de la grave crisis económica que afectó a todo el país. Hoy en día -de acuerdo con el informe del Consejo de la Magistratrura porteño- existe una gran cantidad de personas afectadas por la adicción al paco o pasta base de cocaína que pasan sus días y noches en las villas de la Ciudad. Se reúnen en “ranchadas” en los pasillos o calles de los asentamientos, presentan cuadros sanitarios de diversa gravedad donde el consumo de paco trae como consecuencia que desarrollen patologías tales como tuberculosis, VIH, sífilis y hepatitis, entre otras.

…en la actualidad el consumo de drogas en general, y particularmente el de paco por parte de personas en situación de calle o de pasillo en las villas, no sólo no se ha detenido sino que sigue creciendo de manera exponencial día a día.

Ante esta problemática y a las terribles consecuencias que trajo el consumo de paco, sobre todo en los barrios más humildes y villas donde se concentró la venta de esta droga el Estado ensayó distintas respuestas. Tanto desde el Estado Nacional como desde el Gobierno porteño se realizaron permanentes modificaciones en las estructuras sanitarias destinadas a atender a los adictos, se crearon nuevas dependencias, se modificaron los paradigmas de atención y tratamiento y se intentaron distintas estrategias con la finalidad del tratamiento y la prevención del consumo de la droga en cuestión. Sin embargo, todo este esfuerzo no resultó eficaz. De acuerdo con el informe encargado por el Consejo de la Magistratura, en la actualidad el consumo de drogas en general, y particularmente el de paco por parte de personas en situación de calle o de pasillo en las villas, no sólo no se ha detenido sino que sigue creciendo de manera exponencial día a día.

Al trabajo del Estado -a partir de 2001- se sumó la tarea de numerosas organizaciones no gubernamentales con el objetivo de atender los problemas derivados de la expansión del consumo de paco en las villas. En ese contexto, alrededor de 2008, se consolidó el llamado movimiento de los “curas villeros” que plantea un abordaje distinto del problema del consumo de paco y otras sustancias en las villas de la Ciudad de Buenos Aires. El enfoque de este grupo se basa en el acompañamiento integral a la persona y el trabajo comunitario, apoyándose en las organizaciones barriales.

paco3

Según el relevamiento, en las unidades sanitarias porteñas no existe un abordaje específico para una problemática que se extiende, que abarca a miles de personas sólo en nuestra ciudad y que es potencialmente muy peligrosa para la comunidad, fundamentalmente por el riesgo de contagio de enfermedades muchas veces mortales, como la tuberculosis multirresistente.

De acuerdo con datos oficiales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el cinturón sur hay 15 villas, dos núcleos habitacionales transitorios y 24 asentamientos. Según el censo nacional de 2010, residían en las villas 163.587 personas, lo que representa el 5,7 por ciento de la población total de la ciudad en ese año. Sin embargo, esta población podría ser el doble de lo registrado durante el censo. Hay una tendencia creciente de la población de las villas. En 1991 sólo el 2 por ciento de los residentes habitaban en esos asentamientos mientras que en 2010 la cifra se triplicó hasta llegar al 5,7 por ciento de la población porteña. El 82 por ciento de la población que vive en villas y asentamientos habita en el sur de la ciudad, concentrada principalmente en la comuna 8 (barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo). En el sector sur porteño hay una elevada concentración de casos de consumo de paco y otras sustancias producto -según el documento elaborado por el Consejo de la Magistratura de la ciudad- por la existencia de “zonas liberadas” de comercialización y consumo de drogas en la vía pública.

Anuncios

0 comments on “Alarmante informe sobre el paco en la Capital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: