Fallo polémico: un tribunal consideró que tocarle la cola a una empleada no es acoso

 

La Justicia argentina -a veces con razón y otras no- es criticada muchas veces por algunos de sus fallos. Sin embargo, esta vez, la decisión judicial por demás polémica es responsabilidad de jueces que están del otro lado del Atlántico.

La Audiencia Provincial de Madrid revocó una sentencia condenatoria contra un farmacéutico por acoso sexual a dos de sus empleadas. Según los jueces “dar palmadas en las nalgas, dar un beso en la oreja, abrazar, dar un beso en los labios, acariciar la pierna o el pelo no implican la proposición de ninguna relación sexual, sino que suponen la realización de actos de contenido sexual”.

De esta manera, el tribunal entendió que no había acoso pero sí abuso, un delito más grave. Sin embargo, como el imputado estaba acusado de acoso y no de abuso, lo absolvió y lo eximió de pagar la indemnización del juez de primera instancia.

Inentendible e injustificable, no? No les pregunto qué opinan porque ya me lo imagino.

 

Anuncios