Brasil: leyes a medida para proteger las marcas en el Mundial 2014

Para permitir a un país que organice la Copa del Mundo, la FIFA exige que se aprueben leyes específicas sobre propiedad intelectual para controlar los ingresos que genera la vinculación de los logos oficiales con los “sponsors” del torneo.


brasil mundial

Organizar un mundial de fútbol es mucho más que construir un estadio y contar con una oferta hotelera adecuada a la magnitud del evento. Acoger el gran trofeo de la FIFA implica, además, actualizar la legislación para proteger uno de los activos más importantes: las marcas y los patrocinios que generan cerca del 90% de los ingresos que obtendrá la FIFA por Brasil 2014.

La notoriedad que tiene este tipo de eventos deportivos es muy tentadora, sobre todo para pequeños y medianos negocios que intentan crecer amparados por la sombra de las marcas y emblemas oficiales.

En juego están cerca de 1.500 millones de dólares (1.091 millones de euros), que es la cifra aproximada que ingresa la FIFA como patrocinios, ya que cuenta con el apoyo de grandes empresas, como Adidas, McDonalds, Johnson&Johnson, VISA o Budweiser.

Por ese motivo, uno de los requisitos que suele establecer la FIFA para que un país se convierta en la sede de esta competición es que apruebe una ley hecha a la medida para este evento deportivo.

Leé la nota completa en Expansión